COLOCAR VENTANA EN LOS MEDIOS SOBRE:

El Mercado Brasileño.

Actualmente Brasil cuenta con el segundo mayor rebaño comercial después de la India.

Es también el segundo mayor productor de carne bovina, poco después de los Estados Unidos, que posee un rebaño un poco menor que la mitad del rebaño brasileño.

Esa comparación entre producción y rebaño entre Brasil y Estados Unidos pone en evidencia uno de los grandes problemas de la industria ganadera nacional, que es la baja productividad y poca eficiencia zootécnica.

En 2016 el rebaño volverá a crecer, garantizando un nivel de productividad más elevado que el actual.

La demanda de becerros favorece el mercado de la cría, estimulando el avance tecnológico. Las recrías y los engordes operan cada vez más de forma intolerante a las bajas tecnologías. .

La demanda de becerros favorece el mercado de la cría, estimulando el avance tecnológico. Las recrías y los engordes operan cada vez más de forma intolerante a las bajas tecnologías.

El avance tecnológico es inexorable.

Los equipos de la expedición técnica del Gobierno también observaron que el 11,7 por ciento de los pastos precisarían de intervención a corto plazo para frenar el avanzado estado de degradación.

Además de áreas que deberán ser reforestadas, la industria ganadera continuará cediendo áreas para la producción de granos, caña de azúcar y reforestación; de aquí al 2025, el área de pasto deberá recular cerca de 10,2 millones de hectáreas.

El escenario económico minimiza la preocupación ambiental de la industria ganadera en los próximos años. La demanda de tecnología para aumentar la productividad supera la demanda ambiental por el mismo aumento de productividad.

El riesgo será la exclusión de productores que no consigan seguir el progreso.

Según varios estudios hechos por AgroConsult, el Ministerio de Agricultura y la ABIEC (Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carnes), ocurre privilegiar las técnicas que posibilitan los retornos más rápidos de capital. El objetivo es ejecutar acciones que permitan agilidad en la circulación del dinero.

Entra en esa fase la mejora de todos los índices zootécnicos, la mejora de la nutrición del rebaño.

De aquí proviene la necesidad de garantizar forraje de calidad sin pérdidas en la cosecha.